Ir al contenido principal

"NO SOY FELIZ Y NO SÉ PORQUÉ" (Una reflexión)



Esta es la frase que más he escuchado decir de mis pacientes o amistades. Y para ser honesto, creo que alguna vez también me la dije a mismo. Tenemos todo lo que aparentemente nos hace felices, dinero, un trabajo estable y hasta bien remunerado, tenemos pareja o hemos construido una familia, tenemos salud, aparente prosperidad, éxito… algunos tienen fama ¡Y sentimos un vacío en el interior! ¿Qué nos sucede? ¿Por qué sentimos lo que sentimos? ¿Por qué esa presión en el pecho, esa insatisfacción? ¡Que desagradecidos e inconformes somos! Y no en vano, en el interior y en nuestro silencio, nos sentimos CULPABLES. Sí, culpables de sentirnos como nos sentimos, culpables de no apreciar lo “que la vida nos da”, culpables de NO SER FELICES. Seguramente vemos un video de algún coach o motivador que nos dice: “Debes ser agradecido”, “Viniste a ser feliz”, “Todo lo que te sucede es responsabilidad tuya” “Tú eres el responsable de tu destino”, etc. Y eso, en algunos casos, en lugar de hacernos sentir bien, nos hace sentir más CULPABLES ¡que fracaso soy como persona! ¡Que desconectado estoy de Dios! ¡Que poco merecimiento tengo!

Buscamos en la autoayuda, leemos libros de motivación, vemos y escuchamos a nuestros gurús favoritos en las redes sociales y pareciera que por momentos comprendemos lo que nos pasa y nos sentimos “poderosos y empoderadas”. Pero pasa el tiempo, y volvemos a caer en la misma sensación: NO SOY FELIZ Y NO SÉ PORQUE…



¿Te has sentido así alguna vez o te estás sintiendo ahora así? Para la lectura y déjame un comentario, por favor. 

Es mucho lo que puedo decir y aportar al respecto, pero llenaría páginas y páginas. Lo que es importante entender es que como seres humanos somos un “todo”. No solamente somos el trabajo, el éxito o la prosperidad, tampoco somos solamente la belleza estética, ni la abundancia material, ni la agudeza intelectual o el reconocimiento profesional. No, LOS SERES HUMANOS SOMOS UN TODO, que debe estar integrado y en equilibrio para sentirnos plenos y en paz (palabras que prefiero usar en lugar de “felicidad).

Cuando buscamos por todos los medios ser felices, creo que sufrimos muchos tropiezos en la vida. Porque algunas veces, una cosa es lo que queremos y otras veces, lo que realmente necesitamos. Y la vida, en su dinámica, no siempre nos da lo que queremos, o nos da algo y nos quita otras cosas, nada pareciera darse completamente.  La vida muchas veces nos da lo que necesitamos para aprender y ser mejores. Difícilmente podemos cambiar la realidad de nuestro país, o a quienes nos gobiernan, pero sí podemos cambiarnos a nosotros mismos. Difícilmente vamos a cambiar nuestros contextos, pero si podemos cambiar la interpretación que tenemos de ellos, así como crear nuevos contextos o realidades. 

Por otro lado, el ideal de “felicidad” que nos han vendido, no siempre es lo que realmente nos hace felices. Y ese cuentico se ha desenmascarado por sí mismo desde las últimas décadas ¡Gente exitosa, guapa y saludable que se suicida! Gente que se lo pasaba sonriendo, y algunos incluso, nos hacían reír y nos transmitían alegría y luego, acaban con sus vidas en apariencia “perfectas”. 

Por eso yo prefiero cambiar el objetivo de “ser felices” a “estar en paz”. Y para lograr ese objetivo hay que trabajar. Y no trabajando duro para conseguir ese carro último modelo que “te hará feliz”, sino trabajando internamente y con constancia para que cuando consigas ese “carro último modelo” lo disfrutes de verdad, con paz interior. 

Es un pequeño cambio de perspectiva que genera grandes transformaciones: No luches por ser feliz, trabaja con consciencia por tener paz en tu interior. Y desde ese estado, apunta a alcanzar las metas que desees en todos los aspectos de tu vida. 

Entonces, ¿por qué no eres feliz? Porque la felicidad es un estado emocional que viene y va, y porque nadie está feliz al 100% de su vida ¡Eso no existe!

Ahora bien, ¿por qué no tienes paz en tu interior?

Por muchas razones o circunstancias. Tu trabajo consistirá en encontrarlas, en reconocerlas, para poder trabajar en ellas. Indagar para encontrar la causa de tu ruido interior. Practicar diariamente el arte de vivir en paz y de vivir con bienestar.  Explorar con profundidad otras maneras de ver tu vida… Uff ¡es un camino interminable!

Deja estar enfocarte en tu mundo exterior y concéntrate en tu mundo interior, sánalo, armonízalo, pon en orden tu mente y tu corazón… reconcíliate o acepta lo que te pasó años atrás, las experiencias traumáticas que tuviste, reconcíliate con tus realidades y TRANSFORMA TU INTERIOR. 

Por último, no te deseo felicidad. 

Te deseo PLENITUD EN ABUDANCIA Y PAZ EN TU CORAZÓN.

Con cariño, 

PSICOJUANFE


Comentarios

Entradas más populares de este blog

¿La relación con nuestros padres influye en nuestras relaciones amorosas?

  ¿Será por eso que no encuentro el amor o una pareja estable? ¿Es cierto que mi relación con mis padres puede influir o afectar en mis relaciones amorosas? La forma en que nos relacionamos con nuestros padres, la calidad de nuestra comunicación, la influencia que han tenido en nuestras decisiones y la dinámica familiar que hemos experimentado pueden afectar la manera en que nos relacionamos con nuestras parejas . Eso es algo que observo a diario en mis consultas con pacientes de diferentes países.  La relación que hayan tenido con su padre o su madre, influye al momento de elegir una pareja o en la manera de relacionarse con los demás .  Nuestros padres son nuestros modelos de comportamiento en la vida. Aprendemos de ellos cómo interactuar con los demás, cómo expresar nuestras emociones, cómo resolver conflictos y cómo establecer límites. Además de que son ellos quienes nos ayudan a estructurar nuestras cualidades innatas, así como las habilidades sociales, el relacionamiento afectivo

¿Qué son las banderas rojas? 🚩 ¿Las escuchas?

  ¡PRESTA ATENCIÓN A LAS BANDERAS ROJAS! ¿Has visto banderas rojas en tus relaciones? ¿Haces caso a las señales o solo las ignoras? Las banderas rojas son señales de alerta que indican la presencia de posibles problemas emocionales, psicológicos o de comportamiento en una persona. Es importante que las personas presten atención a estas señales y busquen ayuda profesional si es necesario.  Algunas de las banderas rojas más comunes en las relaciones de pareja incluyen: Comportamiento abusivo: Si uno de los miembros de la pareja muestra comportamientos abusivos, como el control, la intimidación o la violencia física o emocional, es una bandera roja importante que indica que la relación es peligrosa. Falta de comunicación: Si uno de los miembros de la pareja no se comunica con el otro, no expresa sus necesidades, no escucha a su pareja o no trata de resolver problemas juntos, esto puede indicar que la relación es disfuncional y poco saludable. Infidelidad: Si uno de los miembros de la pare

Aprende a escuchar tu voz interior

  ¿Es cierto que todos tenemos una voz interior? ¿Es nuestra conciencia o nuestra intuición? En el mundo acelerado y ruidoso en el que vivimos, a menudo es fácil perder de vista nuestra propia voz interior. Sin embargo, es importante aprender a escuchar y confiar en esta voz, ya que puede ayudarnos a tomar decisiones más sabias y auténticas, y a vivir una vida más plena y satisfactoria. Es importante reconocer que nuestra voz interior es una parte natural y esencial de nosotros mismos. Es nuestra intuición, nuestras emociones y nuestros pensamientos más profundos y auténticos. A veces, puede ser difícil escuchar esta voz en medio del ruido y la distracción, pero siempre está ahí, esperando ser escuchada. Una forma de escuchar tu voz interior es tomarte el tiempo para estar en silencio y reflexionar. Esto podría implicar sentarse en meditación, dar un paseo por la naturaleza o simplemente encontrar un momento tranquilo en tu día a día. Otra forma de escuchar tu voz interior es prestar a